Si Soy Delgada y Hago Ejercicio ¿Adelgazo Más?

Existen muchos tipos de programas de ejercicios y rigurosas dietas para adelgazar, pero cuando se trata de una persona delgada es poca la información que se brinda para lograr obtener los resultados deseados. Debemos tener en cuenta realmente cual es el objetivo que deseamos alcanzar y la forma correcta de hacerlo.

Toda rutina de ejercicios debe estar complementada por una buena dieta, sin embargo en esta ocasión deseo abarcar el aspecto puramente de los ejercicios. Al ser delgadas, deberemos cuidarnos de no perder más peso, nuestra meta por lo tanto será realizar ejercicios los cuales nos ayuden a ganar libras; es decir nuestro objetivo será el aumento moderado de masa muscular, así lograremos un conseguir un cuerpo más curvilíneo.

Ejercicios Aeróbicos vs Anaeróbicos

Existen dos tipos de ejercicios que debemos conocer antes de iniciar una rutina, recordando que nuestra prioridad no es adelgazar sino hipertrofiar (aumentar la masa muscular, especialmente de las piernas y glúteos). Para ello, es necesario entender que la forma en que nuestro cuerpo obtiene energía es a través de los hidratos de carbono, esto de forma principal pero no de manera exclusiva.

Los ejercicios aeróbicos son de media o baja intensidad y de larga duración, estos se emplean para quemar hidratos y grasas con la finalidad de obtener energía durante el ejercicio. Este tipo de ejercicios son utilizados en su mayoría para bajar de peso, sin embargo al propiciar una mejor oxigenación al el sistema cardiovascular estos nos brinda numerosos beneficios a todo nuestro organismo.

En el caso de los anaeróbicos son ejercicios de alta intensidad, deben ser realizados en rutinas de corta duración ya que la energía proviene de fuentes directas que no requieren de oxígeno. Los ejercicios anaeróbicos son ideales para el fortalecimiento de los músculos y el crecimiento muscular.

¿Qué Hacer Si Soy Delgada?

En términos generales siempre es recomendable realizar secuencias alternadas de ambos tipos de ejercicios; sin embargo si el objetivo es aumentar de peso de forma saludable, los ejercicios de pesas (anaeróbicos) deberán ser la actividad principal.

En algunos casos los resultados se presentaran más lentamente porque de acuerdo al metabolismo podemos estar quemando calorías más rápido de lo normal. Esto aunado a que la delgadez se considera un factor heredado o que se encuentre de forma natural en los genes. Tambien se encuentra la posibilidad de que poseemos una enorme cantidad de fibras o células musculares de contracción lenta.

Aunque las rutinas de ejercicios para aumentar la masa muscular son indispensables, la alimentación es igual de importante. Se recomienda comer al menos 6 veces al día. Esto incluye un desayuno alto en proteínas y carbohidratos, merienda entre cada comida, es necesario comer antes y después de hacer ejercicios y la cena ideal será la ingesta de ensaladas y proteínas.

Resumiendo:

ejercicios-pesas-mujer-delgadas

Los entrenamientos más efectivos para personas delgadas son los anaeróbicos o el uso de las pesas, estas ayudan a incrementar la masa muscular agilizando el proceso de hipertrofia necesario para disminuir la delgadez y definir las líneas de los músculos.

Después de este tipo de ejercicios se recomienda ingerir alimentos ricos en carbohidratos, ya que luego de esta rutina los músculos y en general tu organismo siguen requiriendo nutrientes.

Los ejercicios cardiovasculares o aeróbicos son importantes, pero no hay que abusar de ellos. Una de las razones por la cual debemos tenerlos presentes es que incrementan la resistencia respiratoria y la capacidad pulmonar, no debemos excluirlos por ningún concepto.

En este caso se recomienda una rutina de corta duración (no más de 15 minutos), es la porción perfecta de ejercicios cardiovasculares para que no exista ningún riesgo de pérdida de peso.

Finalmente es necesario contar con un entrenador el cual pueda guiarte inicialmente en tus rutinas de ejercicios. Aun así, no está de más que alternes los músculos que ejercitas. Si hoy hiciste piernas, mañana haz brazos. Siempre incrementando cada cierto tiempo un poco el peso para que tu cuerpo se acostumbre a estos cambios.


Deja un comentario